Cómo Hacer un Cuadro con Pátina, Paso a Paso para Fabricar tu Propia Decoración


Hacer un cuadro muchas veces requiere de tiempo, arte y técnica, sin embargo esto no es requisito sí lo que buscamos, más que una obra de arte digna de museo, es decorar algún espacio en casa.

Hoy te enseño como hacer un cuadro para tu casa de una forma muy simple y que sobre todo le dará un sentido único y artístico gracias al patinado que aplicaremos en él.


Materiales:
Lija de grano muy fino para madera (N° 180)
Lija para agua de grano fino (N° 400)  
Pintura látex blanca
Pintura látex ocre
Pintura látex rojo bermellón
Pintura látex rojo óxido
Pintura látex negro
Pintura látex verde
Pinceles planos de cerda suave
Brocha 
Esponja metálica para ollas 
Sellador de pintura al agua.
Goma laca
Huaipe
Cola vinílica
Betún de Judea
Cera incolora
Paño

Procedimiento:

De ejemplo vamos a trabajar patinando un cuadro, (marco y pintura) para la cocina, como ves, el marco tiene dos partes, una delgada al borde y otra plana a manera de paspartú. Tu puedes elegir variar el estilo del marco y el tema del cuadro con uno que vaya con el salón la habitación o el espacio que quieras decorar. 

Lo primero que hacernos será tomar el marco (separado de la pintura), pulirlo con la lija para madera y darle una capa de goma laca. Una vez seco lija la superficie con la lija al agua, esto conseguirá que la superficie te quede completamente lisa y suave.


Lo siguiente es mezclar la pintura blanca con un poco de ocre, la idea es conseguir un color algo dorado, parecido al de los barquillos de helado, una vez que hayas logrado el tono que quieres, aplica una capa de este color al borde del marco y déjalo secar muy bien, posteriormente pasa una capa del sellador de pintura al agua.


Para dar color al paspartú mezcla el látex rojo bermellón con un poquito de rojo oxido, mezcla bien pinta con mucho cuidado de no dejar imperfecciones en la superficie.


Ahora mezcla el color verde oxido con un poquito de negro para conseguir el color “verde inglés”, aplica esta mezcla con el pincel sobre el borde del marco.


Cuando la pintura este bien seca, pásale el huaipe humedecido en agua e inmediatamente después frota toda la superficie con la esponja metálica hasta conseguir una superficie algo gastada o raspada. Cuando pases la esponja hazlo siempre en el mismo sentido para conseguir un acabado más prolijo.



Ahora es momento de crear tu cuadro, elije una lámina o una servilleta que te guste y que vaya con la decoración que buscas, pégala con el adhesivo vinílico sobre un recorte de madera o MDF, recuerda que al pegar la lámina debes ayudarte presionando, con un poco de huaipe, hacia los bordes, para evitar la formación de burbujas de aire, una vez que la lámina esté bien seca pásale una capa de sellador al agua).








Mezcla la cera incolora con un poco de betún de Judea pasa la mezcla con una brocha sobre todo el marco. Haz lo mismo sobre tu cuadro. Deja secar bien y pasa una capa de sellador al agua. 


Lo último por hacer es pasar un paño sobre toda la superficie (cuando ésta esté bien seca) para dar brillo. Monta la lamina en el marco y listo!. Ya tienes un cuadro 100% original y patinado.