Cómo Recuperar una Vieja Puerta de Madera


Muchas veces pasa que tenemos en casa una puerta que ha perdido todo el brillo de una pieza bien conservada, ya sea por el paso del tiempo o el maltrato que ha recibido cuando las puertas pierden pintura, sufren golpes o arañazos, no solo se deslucen ellas, sino también el ambiente completo.


Sin embargo recuperarlas de una forma fácil y barata no es difícil, puedes hacerlo tú y asegurarte así de conseguir el efecto desgastado  tal y como deseas. 

Sigue los pasos que a continuación te indico para recuperar las puertas viejas en casa y darles un estilo único.

Materiales:
Puerta de madera
Pintura látex en los colores que desees combinas, esta vez yo utilizaré el blanco, verde claro y verde oscuro. Guíate de esta gama de colores para que elijas la tuya.
Betún de Judea
Cera para piso en crema, transparente  
Lija para madera de granulo medio
Brocha
Rodillo esponja
Paño de algodón

Procedimiento: 

Lo primero que deberás hacer es limpiar la puerta con la hoja de lija, después de haber lijado toda la superficie, pasa un paño ligeramente humedecido para eliminar los restos de polvo.


Pinta la puerta en color verde claro con ayuda de una brocha. Deja secar bien y lija suavemente la superficie.



Ahora pinta la puerta con el color verde oscuro y la brocha, repite el paso anterior, deja secar y lija suavemente.



Una vez seco aplica la tercera capa de pintura, esta vez de color blanco, con la brocha, deja secar muy bien y lija fuertemente hasta conseguir que las dos primeras capas aparezcan por sectores y de forma irregular.
 


Para finalizar limpia la superficie con un paño seco y aplica betún de Judea con ayuda de un pañito. Deja secar el betún. Para finalizar pasa una capa de cera transparente en pasta y deja secar. Lo único que falta es que saques brillo a tu renovada puerta de estilo rústico o cottage.

¿Ves lo fácil que puede ser renovar una puerta? Espero que pongas e práctica este paso a paso.