Cómo Conservar y Almacenar Flores Secas, Procedimiento, Secretos, Paso a Paso

Una de las ventajas de las flores secas es que podemos almacenarlas por largo tiempo y no necesariamente paradas o de cabeza. La forma ideal para hacerlo es de costado, así nos aseguramos de que estas no se rompan o deformen.

Pero algo que debemos tener como regla estricta es que las flores deben estar completamente secas antes de poder almacenarlas ya que de lo contrario estas se pudrirán rápidamente, así mismo el lugar de almacenaje deberá ser seco y ventilado.


Ten cuidado de no aplastar las flores ya que de hacerlo estas se deformarán irremediablemente. Lo más cómodo para conservarlas es ponerlas en cajones de cartón, sin sobreponerlas, primero busca cajones lo suficientemente largos como para que entren las flores que quieres almacenar, después coloca hojas de papel en la base para crear una especie de colchón amortiguador, posteriormente cierra el cajón y etiqueta.

Recuerda que las flores secas duran mucho tiempo, pero estas también tienden a perder color, por esta razón lo mejor es que utilices primero las más antiguas.

Debes tener en cuenta que, si has secado flores con gel de sílice, puedes conservarlas en recipientes de plástico y hay algunas variedades como la peonia china o rosa de monte, que necesitan naptalina u otros conservantes para no se invadidas por insectos.


Con esta base ahora ya puedes almacenar tus flores secas y usarlas cuando te sea necesario.