Cómo decorar con Flores Secas, Composición con Rosas y Espigas de Trigo

Esta composición de flores secas y trigo toma algún tiempo de trabajo, pero a diferencia de otras, su gran ventaja es que con el paso del tiempo, el inevitable degradación del color de las flores, logra encantadores efectos en el conjunto.


Para hacerlo es importante tomar ciertos detalles,  por ejemplo, no hacer ramos de trigo muy grandes ya que podemos romper la esponja floral y también considerar que las espigas de trigo deben estar muy verticales y a la misma altura.

Después de estos pequeños consejos, te explico que necesitas para hacer esta linda composición paso a paso.

Materiales:
1 Canasta cuadrada de estilo rústico de aproximadamente 20 cm. de largo
Esponja floral
Hilo metálico
Ramos de trigo
Ramos de flores de orégano
40 rosas

Procedimiento:
Lo primero que deberás hacer será llenar la canasta con la esponja floral. SI es posible pon una sola pieza y si no, llena lo más posible la canasta con el objetivo de estabilizar mejor el material.


Forma ramos de 6 u 8 espigas de trigo de aproximadamente 45 cm. de largo y sujétalos por la base con el hilo de alambre.


Empieza a llenar la canasta con los ramos de trigo dejando 1.5 cm. libres en todo el contorno. Debes lograr que todas las espigas queden del mismo tamaño.



Una vez que hayas llenado toda la canasta, toma algunas espigas por unidad e incrústalas al rededor para disimular los hilos de alambre.


Ahora empieza a rodear las espigas de trigo con las flores de orégano por un nivel más bajo de tal forma que sobresalgan las espigas y los tallos levemente. Las flores de orégano no tienen que estar necesariamente todas a la misma altura, puedes distribuirlas en forma asimétrica.


Después empieza a incrustar las rosas en sentido diagonal o escalonado con la idea de no tapar ninguna y que todas luzcan en la composición.


Si te han quedado espacios vacíos, llénalos con hojas de rosas.


Listo, tu tu composición con rosas y trigo esta terminada. Ahora solo te queda buscar un lugar especial para lucir tu trabajo en casa. Puedes ponerlo como centro de mesa, sobre la chimenea, en la terraza o en el baño. En realidad su ubicación no tiene límites.