Cómo hacer Texturas con Pintura, Técnica de Bolseado

Las técnicas para aplicar pintura y crear efectos son muchas, el bolseado es una de ellas, poco usada pero con resultados realmente sorprendentes, que además se consiguen a partir de poquísimos instrumentos y de lo más sencillos.


Esta técnica produce vistosas y originales texturas y para lograr mejores resultados es recomendable hacerla con una superficie que tenga una pintura de color base y aplicar un color contrastante para texturar.

Para aprender la técnica de bolseado necesitarás:

Base de madera o muro 
Bolsa de plástico (las duras tipo cristal o el papel celofán son ideales para lograr mayor textura)
Brochas
Pintura látex de color base
Pintura látex de color contrastante

Procedimiento:
Antes de empezar a trabajar deberás arrugar muy bien la bolsa y su tamaño dependerá del área que quieras texturar.

Lo primero que deberás hacer es pintar la base de tu mueble, accesorio o el muro con la brocha y el  color que hayas elegido de fondo, en este caso el color elegido es el beige.


Prepara el color de contraste (en este caso es azul) un poco aguado, y después de dejar secar bien el color de base, aplica una capa sobre la superficie.


Con la capa de color azul aun húmeda, aplica la bolsa que has arrugado y estirado pero sin quitar las arrugas formadas. Presiónala suavemente con las manos y después retira lentamente para no eliminar los efectos de tu trabajo.
 
  
Esta es una de las formas de trabajar esta técnica, sin embargo también puedes realizar una leve variación:

Humedece con una brocha tu muro o mueble, que ya debe estar pintado, y usa la bolsa arrugada como "esponja", llénala de pintura y pósala sobre la base humedecida .
  
Como ves, lograr este efecto es muy fácil sobre todo porque no necesitas ser un experto para tener buenos resultados. Solo recuerda que al principio es mejor hacer el trabajo en piezas pequeñas hasta que perfecciones la técnica.