Cómo Secar Flores con Glicerina, Paso a Paso, Técnicas y Trucos

La glicerina es ideal para secar todo tipo de hojas, ya que esta consigue mantener el brillo natural característico de algunas variedades.

Una de las opciones extras que la glicerina te brinda, en comparación a otras técnicas, es que puedes añadirle algunas gotas de colorante para alimentos para que el color de las flores o de las hojas que seques se mantenga como el de las frescas o se realcen aún un poco más.


La técnica de secado es la más sencilla que puede haber, solo necesitas elegir las flores o plantas, disponerlas en un florero o recipiente del mismo tipo y añadir glicerina mezclada con agua hirviendo en cantidades iguales con o sin colorante, y verter la mezcla en los tallos que sujetarás un poco inclinados, como ves en la imagen.

Coloca tu recipiente con las flores en un lugar a la sobra y recuerda que esta técnica, aunque fácil, toma bastante tiempo (2 ó 3 semanas).