Cómo Decorar con Flores Secas, Topiario con Rosas

La variedad de colores, formas y tamaños en las rosas, las han convertido en unas de las preferidas al momento de trabajar con flores secas. 


Hoy día las vemos como protagonistas de unos topiarios muy sencillos pero llamativos. Ideales para adornar la mesa en casa, en reuniones o eventos.

Para esta composición que, como vemos en la imagen, tiene cierto peso en la parte alta, ha sido necesario sustituir la esponja vegetal de la base por yeso (o cemento) para dar mayor estabilidad al trabajo.

Finalmente cabe señalar que las rosas que utilicemos deberán tener los pétalos abiertos para lo cual será necesario aplicar un poco de vapor y dar forma a cada flor.

Materiales para 1 topiario:
Esponja vegetal circular (medio círculo)
Alambre de floristería
Yeso o cemento 
Recipiente de cerámica
40 rosas rojas

Procedimiento:
Corta las hojas y las espinas de cada rosa, dejando solamente algunas hojas cercanas a las flores. Corta los tallos a 2 cm. de distancia de las flores, une los tallos restantes, con el alambre, para dar forma al tallo de la composición.


Cubre la pared y el fondo del recipiente cerámico con la esponja vegetal.


Mezcla el yeso o cemento con agua y vierte en el recipiente, incrusta inmediatamente el tallo que has formado con  los tallos de las rosas y cuida que este se mantenga recto hasta que la mezcla seque muy bien.


Incrusta el semi círculo de la esponja vegetal en el tronco y empieza a colocar las rosas que habrás previamente vaporizado y arreglado. Hazlo del centro hacia los bordes en forma circular.



Vaporiza algunas hojas, saca la media esfera de la composición y pega las hojas en la base con una pistola de silicona


Vuelve a colocar la media esfera en el tallo y asegura con pegamento de ser necesario.

Coloca musgo natural para cubrir la esponja y la mezcla.


Esta composición, como has podido ver, es muy fácil de realizar, anímate a hacerla y cambia el rostro de tu decoración.