Remedios Caseros Contra las Varices

Dejando De lado el tema estético que bastante fuerte es, las várices son un verdaderao problema que si no sabemos controlar a tiempo pueden producir serios problemas e incluso hasta la muerte. 

Estas que no son otra cosa que la dilatación de las venas que se caracteriza por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. 

Entre los síntomas que nos avisan que las varices nos empiezan a atacar, podemos mencionar la hinchazón de las piernas y los calambres musculares. 

Remedios Caseros Contra las Varices

Pero, estas odiosas várices pueden controlarse y detenerse sobre todo si las detectamos a tiempo y de manera casera con productos que podemos fácilmente conseguir e incluso tener en casa.

Uno de ellos es el ajo, aplicado en ungüento, puedes mezclar 6 dientes de ajo finamente cortados y mezclarlos con 3 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de jugo de limón. Deja reposar esta mezcla por lo menos 12 horas y después aplica dando suaves masajes sobre la zona afectada.

La manzanilla es otro de los aliados en nuestra lucha contra las várices, mezclando 300 ml. De infusión de manzanilla con 2 cucharadas de vinagre de manzana y aplicando la mezcla por las noches con ayuda de un algodón, verás cómo reducen tus várices.

Puedes también usar el vinagre de manzana puro y dejarlo actuar sobre las várices por aproximadamente 3 horas para después enjuagar con agua tibia.

Finalmente puedes probar con una mezcla de aceite de almendras y de hígado de bacalao en cantidades iguales, aplicarla sobre las várices, dejar reposar por una hora y después enjuagar con agua tibia y jabón.

Estas son algunas recetas caseras para que no te angusties con las várices y las puedas tratar a tiempo y sin complicaciones.